Noticias | Agenda

Tintes soul de músicos autóctonos

La banda coruñesa Black sube este viernes al escenario de la Mardi Gras un repertorio en el que se encuentran temas de Aretha Franklin o Adele
07-09-2016 23:25
1 voto
Tintes soul de músicos autóctonos

Tintes soul de músicos autóctonos

El público que asista este viernes a la sala Mardi Gras se sumergirá en la historia del soul a través de canciones cocinadas por una agrupación autóctona. La banda Black se subirá por tercera vez al escenario del local a partir de las 22.00 horas, y en él ofrecerá un concierto para el que las entradas podrán ser adquiridas a un precio de 8 euros.

Para esta actuación, Black contará con coros y vientos, elementos que "permiten hacer un repertorio muy intenso y bailable", como explica su vocalista Iria Mejuto, que añade: "Es inusual ver a tanta gente de un nivel musical tan alto como el de mis compañeros y con un repertorio que no es habitual, ya que no se suele ver cantar temas de Aretha Franklin".

Lejos de centrarse en una época concreta, Black repasa en sus espectáculos canciones soul procedentes de diversas décadas, una selección musical entre la que se encuentran desde clásicos como los de Otis Redding o Sam Cooke, hasta ritmos más recientes como los de Tina Turner, Amy Winehouse o Adele.

La banda nació hace dos años por una inquietud musical de sus componentes hacia las melodías de estilo soul. Aunque en un principio Black desarrolló su actividad en formato dúo, posteriormente la amplió a otros dos formatos: el grande, en el que salen al escenario los nueve músicos del grupo y el más novedoso, que ha sido bautizado como The Experience y que consiste en un "formato experimental en el que la banda establece localizaciones secretas en puntos singulares de la ciudad" para sus conciertos.

El grupo coruñés llevará a cabo la tercera convocatoria de The Experience a finales de este mes. "Cualquier espectáculo está establecido en unas normas y un marco muy determinado, y nosotros jugamos con lo que puede pasar si te sales de ahí, si no hay un escenario, si la gente no sabe a dónde tiene que ir o escogen ellos el repertorio que haces. Qué pasa si los marcos establecidos dentro de una disciplina artística se rompen", apunta Iria Mejuto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook