Noticias | Agenda

Martes de Carnaval bajo paraguas

El día grande de la fiesta se celebrará con previsión de lluvias, viento y fuerte oleaje, lo que puede afectar al desarrollo de las actividades previstas en las calles
28-02-2017 00:18
0 votos
Paso cortado en la playa del Orzán.

Paso cortado en la playa del Orzán.

El desarrollo del día grande del Carnaval coruñés coincidirá con una jornada complicada desde el punto de vista atmosférico, ya que las autoridades han decretado la alerta con nivel naranja en A Coruña por fenómenos costeros, a lo que se unirán vientos fuertes y lluvias intensas. La primera de esas circunstancias no debería afectar a las celebraciones del Martes de Carnaval, que tienen su punto central en la calle de la Torre, pero el vendaval y los aguaceros sí pueden trastocar los planes de los choqueiros que circulen por As Atochas y Monte Alto, así como del público que acuda a contemplarlos.

Si el Carnaval comenzó con un tiempo favorable que animó a la participación popular y a la presencia de disfrazados por las calles, la jornada más destacada estará condicionada por las habituales adversidades atmosféricas de estas fechas, que no desanimarán a los más fervientes seguidores de esta fiesta.

El Concello puso ayer en marcha el dispositivo habitual para minimizar los riesgos a lo largo del litoral del municipio, por lo que se cortó el paso a la arena en las playas de Riazor, Orzán, Matadero y San Roque, además de a la rotonda de las Esclavas. Esta medida permanecerá en vigor durante el día de hoy, ya que está previsto que persista el fuerte oleaje, por lo que equipos de la Policía Local, los bomberos y Protección Civil permanecerán en la zona para evitar el paso de personas hacia los arenales.

El Concello aconseja evitar el acercamiento a los puntos de la costa donde cabe la posibilidad de que haya golpes de mar y recuerda el peligro que supone tomar fotografías y vídeos en esos lugares.

Pese a que se prevé que la altura de las olas se sitúe entre los cinco y los siete metros en la costa coruñesa, el Concello descarta en principio que sea necesario cortar al tráfico el paseo marítimo. Pero el viento sí afectará a la actividad del principal monumento coruñés, la Torre de Hércules, que ya ayer fue cerrada al público, al igual que el centro de interpretación y atención al visitante ubicado frente a la Ciudad Deportiva.

Actos al aire libre

Estas inclemencias atmosféricas pueden tener repercusión sobre los actos del Carnaval que se desarrollen al aire libre, como las ofrendas florales a personajes vinculados a esta fiesta programadas para esta mañana, así como la fiesta infantil prevista para primera hora de la tarde en la plaza de España. El riesgo de que la lluvia y el viento obliguen a suspenderla ha llevado al Concello a prever el traslado de esta celebración para los niños a la plaza de María, donde se ha instalado una carpa que en los últimos días se ha utilizado para las actuaciones vinculadas al Carnaval.

A este mismo lugar se trasladará también en caso de lluvia el concurso de disfraces de choqueiros que en principio se llevará a cabo en su tradicional emplazamiento, el escenario de la calle de la Torre próximo junto al Campo de Marte. Hacia el final de la tarde se prevé la desaparición de las precipitaciones, por lo que la jornada terminará de un modo más apacible para quienes quieran continuar la fiesta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook