Lubina con guarnición

0 votos
Lubina con guarnición

Para saber si la lubina es fresca y está en buen estado hay que fijarse en la firmeza de su carne

Ingredientes:

  • Para 4 personas:
  • 1 lubina de 1,5 kg
  • 1/2 kg de patatas
  • 1/2 kg de tomate
  • 1 limón, 1 cebolla grande
  • vino blanco
  • aceite de oliva
  • sal

Una vez limpia y descamada la lubina, se coloca en una fuente de horno, y se sazona con sal. Se rocía con el zumo de limón y se cubre con la cebolla picada menuda y las patatas peladas y cortadas en rodajas muy finas. Alrededor se pone el tomate pelado y troceado —puede utilizarse tomate de lata.

 

A continuación, se espolvorea todo con un poco de sal, se rocía con un chorro de aceite y un cuarto de litro abundante de vino blanco, y se mete la fuente en el horno, a temperatura moderada, durante una hora. Transcurrido este tiempo, se sirve caliente en la misma fuente en que se preparó.

 

El truco: Lubina fresca

Para saber si la lubina es fresca y está en buen estado hay que fijarse en la firmeza de su carne; las escamas deben estar adheridas a la piel, y sus ojos estarán brillantes y no hundidos. Además, cuanto más fresca sea, el color plateado del vientre es más intenso y brillante.