Fin de semana

Bioparc: un rincón de África en Valencia

0 votos

A Coruña - A Coruña

Este parque de 100.000 m2 pregona el concepto de zoo-inmersión en el que los visitantes ven a los animales en una cuidada reproducción de sus hábitats naturales

LOM/ Con un concepto novedoso que sumerge a los visitantes en los hábitats salvajes en los que viven los animales, este nuevo zoológico español está comprometido con la conservación de especies y la preservación de ecosistemas. La ciudad española de Valencia tiene una nueva estrella, el parque zoológico de nueva generación denominado Bioparc. Este parque de 100.000 m2 pregona el concepto de zoo-inmersión en el que los visitantes ven a los animales en una cuidada reproducción de sus hábitats naturales. Cada persona que recorre el Bioparc es concienciado acerca de la necesidad de preservar los ecosistemas de origen de cada especie animal sobre el planeta.
 

La vegetación es un elemento fundamental de Bioparc Valencia, ya que permite que los animales se integren totalmente en su entorno. Las diferentes especies vegetales incluyen árboles y arbustos de los ecosistemas originarios y se cuida hasta el último detalle del mantenimiento de praderas, taludes, bancales arenosos y ríos.

Los animales, la vegetación y el paisaje forman un conjunto que invita a quien lo recorre a descubrir la complejidad de los ecosistemas naturales y aprender sobre las relaciones entre los organismos y elementos que los conforman.

Este particular zoo está divido en fases, dedicadas a las sabana africana, el África ecuatorial y Madagascar.

Actualmente se está construyendo otra área temática: la cueva de Kitum. Se trata de una cueva excavada a lo largo de los años por los elefantes en busca de la sal que impregna sus paredes. Sus dimensiones son tales que puede alojar a rebaños enteros de estos animales. En Bioparc se recrea parte de esta cueva por primera vez en el mundo, con una longitud de 40m y una altura de 8m. Los visitantes que la recorran podrán observar desde su interior a la manada de elefantes que pasta en una pradera cercana a través de las grietas de la gruta.

En un área de más de una hectárea se recrean bosques de acacias y praderas pobladas de cebras, rebaños de antílopes, jirafas, y rinocerontes blancos, mientras los leones dominan la pradera desde sus plataformas rocosas. A la vista, los predadores se encuentran en el mismo lugar que las presas, pero están separados por barreras invisibles para los visitantes.

El “bai” es un claro pantanoso en el bosque ecuatorial que, rodeado de una selva, constituye un auténtico “lugar de reunión” para innumerables especies que se congregan para ingerir el barro rico en sales minerales, descansar y socializarse. Dos familias de gorilas comparten su espacio con otros primates como los mangabeys y los cercopitecos, rodeados de rebaños de bongos y búfalos rojos.

Desde un tronco caído de este bosque tropical, dos emblemáticas especies, el leopardo y el chimpancé, amenizarán nuestra visita a lo largo del bai. Un río separa a estos monos del hipopótamo pigmeo y de un grupo de antílopes sitatunga.

El sector dedicado a Madagascar es el hogar de siete especies diferentes de lemures que habitan en dos islas, la primera de ellas es un bosque de ribera y la segunda, un bosque lluvioso.

En el centro del parque, destaca el anfiteatro, amplio espacio multidisciplinar al aire libre y con capacidad para 1.000 personas, donde se ofrecerá al visitante la posibilidad de observar comportamientos propios de aves y mamíferos.

Bioparc está abierto los 365 días del año. El parque abre a las 10h, pero las taquillas están abiertas desde las 9:30h. El precio de la entrada va desde 21 € hasta 14 € según la edad del visitante o el tamaño del grupo.

Galería de fotos

Mapa