Fin de semana

Lamego, manantial artístico

0 votos

Lima - Portugal

Dicen de ella que es manantial de arte en el corazón de Portugal. A su belleza  monumental suma el paisaje donde se encuentra la viña que produce uno de los mejores vinos del mundo, el Oporto. En el Duero Vinatero, Lamego guarda joyas como la S

Tere Gradín

Esta urbe que responde al título de “ciudad corazón dePortugal” es sin duda bella entre las bellas y aquí se encuentra la viña que produce uno de los mejores vinos del mundo. Y es que situada en pleno centro de la región del Duero Vinatero, fue precisamente el fruto de la vid el que propició el desarrollo de Lamego, localidad de más de 30.000 habitantes que ha sabido conservar intacto un valioso patrimonio cultural. Desde los templos medievales a las imponentes quintas vinícolas pasando por los tesoros del gótico, del barroco o del manuelino, con razón los vecinos lusos dicen de ella que es “manantial artístico” y “trono de fantasía” en un remanso de hermosura surcado por el Duero.

Situado en el punto más alto de la ciudad, donde en el siglo XII cumplía su papel de vigilante y defensor, se sitúa el castillo de Lamego, al que se llega subiendo por la Rua da Olaria. Del siglo XIII se conservan aún tramos de la muralla que delimitaba el primitivo burgo y dos puertas de acceso, la dos Fogos y la Porta do Sol. La Torre del Homenaje sigue todavía altiva y desafiante dominando todo el recinto amurallado que formaba la antigua plaza de armas.

Ya abajo, el recorrido por esta urbe donde palpita el Douro puede continuar por la Sé Catedral, clasificada como Monumento Nacional. Románica en su origen, hoy es una variada mezcla de estilos arquitectónicos que sin embargo transmiten al conjunto una sensación de belleza y de monumentalidad. En 1738, Nicolau Nasoni recibió el encargo de pintar las superficies de las bóvedas que rematan la estructura. En los frescos, con muchos colores y bien conservados, pueden verse episodios del Antiguo Testamento (la creación del hombre, el pecado original, la infancia de Moisés, el sacrificio de Abraham y otros pasajes). Otro punto de parada obligada en esta ruta monumental por Lamego es la iglesia románica de Santa María de Almacave. Construida en la segunda mitad del siglo XII, conserva de la fundación primitiva el portal románico, con tres arquivoltas y banda ajedrezada, las puertas laterales y los dinteles. Su interior fue alterado en el siglo XVIII y enriquecido con azulejos y talla dorada en los altares. Según la tradición, las primeras cortes de Portugal se habrían realizado aquí en las primeras fases de la historia de la nación.

Iglesias, templos, solares blasonados y el viejo castillo que defendía la antigua villa jalonan un periplo que culmina en el santuario de Nossa Senhora dos Remédios, situado en la cumbre del monte Santo Estevão y emblema delmunicipio. Importante punto de peregrinación, es uno de los más bellos santuarios barrocos del país, situado al finalizar la escalinata de 686 peldaños que parte desde el mismo centro de la ciudad. En el siglo XV existía cerca del lugar en el que se alza el santuario una pequeña ermita dedicada a Santo Estevão. Una nueva capilla con una imagen de la Virgen de los Remedios sustituyó más tarde a la primitiva iglesia. Desde entonces el culto mariano no ha dejado de crecer y en el siglo XVIII se inició la construcción de la majestuosa basílica que le fue dedicada a la Señora de los Remedios. Entre los días 6 y 8 de septiembre se celebra una multitudinaria romería a la que acuden miles de personas de Portugal y Galicia. Otra visita indispensable es al Museo Regional, considerado uno de los más prestigiosos del país por el valor de sus fondos, entre los que se encuentran pinturas de Grão Vasco, tapices flamencos, arte sacro, mobiliario regional o hallazgos arqueológicos, entre muchos otros. Está ubicado en el hermoso edificio que fue antaño sede episcopal. [Información: 00351 254 612 006 y ‘www.cm-lamego.pt’]

Galería de fotos

Mapa