Fin de semana

Blanca, la dama del castillo

0 votos

Blanca - Murcia

En esta pequeña y hermosa localidad murciana el patrimonio refleja su larga historia. Bañada por el río Segura y rodeada de magníficos paisajes y huertas, Blanca conserva muy presente su pasado árabe, cuando era conocida como Negra y poseía una impr

Tere Gradín

El río Segura ha visto pasar mucha historia por aquí. Y ha conocido muchas leyendas. Cuenta la tradición de esta villa, inicialmente llamada Negra, que cambió su nombre tras la conquista cristiana. El caballero que consiguió vencer a los sarracenos le puso entonces el nombre de su dama, Blanca, a quien se puede ver todas las noches desvelando su hermoso perfil tras las luces que iluminan el castillo. La vieja fortaleza domina el horizonte sobre su atalaya y a sus pies se despliega el antiguo barrio árabe, un laberinto de callejuelas estrechas y empinadas que suben hasta la misma falda de la peña Negra, el baluarte de esta villa murciana ubicada en el valle del Ricote.

Entre el patrimonio que alberga Blanca se encuentra la ermita de San Roque, de la primera mitad del siglo XVIII. Lo más significativo de su interior es la decoración del camarín, donde se ubica la escultura del que es patrón local. Otra iglesia de interés es la parroquial de San Juan Evangelista, que se edificó en el siglo XVI. Entre las imágenes que acoge destaca la talla de un Cristo Atado a la Columna, atribuido a uno de los discípulos de Salzillo, el escultor Roque López.

Hay en esta localidad de la vega murciana ejemplos de arquitectura solariega como la Casa del Conde, construida en el siglo XIX siguiendo el canon neoclásico. Recuperada y convertida en hotel, conserva en su fachada principal el escudo nobiliario del conde de la Vallesa. Otro de los edificios emblemáticos de la historia de Blanca es el teatro Victoria, rehabilitado en los años noventa para acoger con regularidad un completo programa de actos culturales.

Blanca destaca también por el colorido de su huerta, ubicada entorno al paso del río Segura, con la presencia de palmeras, frutales y cultivos. Es precisamente el contraste de colores una de las notas llamativas al recalar en esta villa murciana llena del verde de la vega y del ocre de barrancos y sierras que rodean el municipio.

Al sur y al este del término se ubican las sierras de Ricote y del Oro, que encajonan y dan forma al valle. En su andadura por Blanca, el río Segura forma un remanso —el embalse del Azud— antes de su paso por el desfiladero de Solvente, en dirección a Ojós.

Los espacios naturales son otro de los atractivos de este pueblo del interior murciano. Situado a las afueras se encuentra el parque de las Cuevas, un hermoso paraje donde se despliega un muestrario de la flora local —espliego, acacias, falsa pimienta, higos chumbos y tomillo—, entremezclado con palmeras para configurar un paisaje único, dotado de una singular belleza y que debe su nombre a una cueva existente en el lugar.

Blanca, gracias al marco natural en que se ubica, ofrece numerosas posibilidades para la realización de deportes al aire libre como senderismo, mountain bike o piragüismo. Existe en la localidad desde 1980 un club de piragüismo que organiza todos los años el descenso nacional del río Segura y es posible realizar paseos fluviales. Otra opción son los recorridos a caballo que ofrece la Escuela Ecuestre el Picadero o los senderos trazados en los alrededores.

Existen cinco rutas señalizadas de dificultad media. Una de ellas, de trazado circular, atraviesa todos los hábitats de la comarca y se puede hacer a pie en unas cinco horas.

Las mejores vistas de este pueblo murciano y su entorno se ubican desde el mirador de Bayna, en el barrio del mismo nombre.

Desde aquí se divisa el núcleo urbano de Blanca, la huerta, el paso del río Segura y las caprichosas formas de los barrancos moldeados por la acción del agua. En la Oficina de Turismo, informan sobre las numerosas posibilidades de senderismo, deportes de aventura y ofertas de ocio y descanso que ofrece este enclave de la vega.

¿Cómo llegar?

Por la autovía Madrid- Cartagena para continuar después por la MU-553. La compañía Latbus (968 250 088) mantiene un servicio diario entre Murcia y Blanca.

¿Dónde comer?

Mesón Los Murcianos (968 459 112), junto al río. Merendero El Descanso (626 615 409), próximo a la Escuela Ecuestre. Restaurante San Roque (968 778 409) con una estrella Michelin.  

¿Dónde dormir?

Hostería Conde la Vallesa (968 775 030), un palacio neoclásico del siglo XIX con una excelente relación calidad/precio. Desde 70 euros. Casa Ciriaco (676 252 570), una casa labriega rodeada de frutales.

Más información

Oficina de Turismo: 968 775 011 ‘oficina.turismo@blanca. es’ y ‘www.blanca.es’

Galería de fotos

Mapa