Grandes viajes

Las Navidades de Irlanda

0 votos

A Coruña - A Coruña

El 26 de diciembre, día de St. Stephen, es un día clave en las fiestas navideñas irlandesas

EP | Irlanda es un maravilloso país para visitar en cualquier fecha pero realmente se trata de un lugar mágico para conocer durante las celebraciones de Navidad y Año Nuevo. En estas fiestas tan especiales Irlanda se viste de lujo y ofrece un sinfín de posibilidades para disfrutar de unos días inolvidables. Una múltiple y diversa oferta de actividades para todos los gustos, con las que, sin duda, las navidades pueden convertirse en un recuerdo mágico e inolvidable

Irlanda es un destino ideal para dejarse llevar por sus paisajes, sus leyendas, mitos e historia y, sobre todo, por su cultura, que sabe aunar a la perfección lo mejor de ayer y de hoy, para crear una Navidad perfecta. Es este un país con una gran mayoría de seguidores de la confesión católica, de ahí que muchas de sus costumbres y tradiciones típicas navideñas tengan que ver con las de esta religión. No obstante, siempre existen particularidades propias de la idiosincrasia irlandesa. Una de las tradiciones más singulares de la decoración navideña irlandesa es la colocación de una vela en la entrada o en algunas de las ventanas de la casa. La vela es encendida por el benjamín de la casa en Nochebuena y se trata de un símbolo para dar la bienvenida a la Sagrada Familia y sólo podrá ser apagada por una niña o mujer llamada María.  

Los mercadillos navideños siempre ocupan un puesto especial en los eventos que conforman las celebraciones de esta época en Irlanda. En Dublín es muy popular "12 Days of Christmas", un Mercadillo de Navidad que se desarrolla en los Docklands.  En él se instala casi un centenar de puestos de artesanos de todas las clases bellamente engalanados y se pueden comprar decoraciones navideñas, alimentos de temporada y sorprendentes regalos artesanales. Este mercadillo sigue la tradición europea de ciudades como Munich, Viena o Praga. Además, como parte de la atmósfera festiva hay atracciones de feria, vendedores de Mulled Wine, una especie de vino tinto caliente al que se le añaden especias y canela, cantantes de villancicos, un bar y área para comer y muchos entretenimientos más de estas fiestas.

El día 26 de Diciembre, el día de St. Stephen, es una de las festividades más arraigadas de Irlanda. Durante este día se festeja el Wren Boys a lo largo de toda Irlanda pero sobre todo en la pequeña localidad de Dingle y en el condado de Kerry. Los jóvenes salen a la calle estrafalariamente vestidos y desfilan ruidosamente en procesión. Suelen ir ataviados con máscaras y palos pidiendo dinero y cantando sus tradicionales melodías, y a todo aquel que les da ese donativo, le regalan una pluma cargada, según ellos, de buena suerte. En Dublín también podemos encontrar esta celebración como parte de las festividades anuales de la ciudad. El entretenimiento comienza en Sandymount a las 12 de la noche y la recaudación suele tener un fin caritativo.

Durante este día también se celebran dos importantes acontecimientos relacionados con la hípica, ya que St. Stephens era el Santo Patrón de los Caballos: en Dublín Leopardstown Christmas Racing Festival  y  The Limerick Racing Festival, ambos desde el día 26 hasta el 29 de Diciembre. Otro divertido acontecimiento que comienza este día hasta el 11 de Enero de 2009 es Funderland con entretenimientos para toda la familia con carreras de coches, atracciones de feria, representaciones de circo, etc.

El día de Nochevieja, 31 de Diciembre, es costumbre en Irlanda limpiar la casa a fondo como señal de buen augurio y buena suerte en el año que llega. Llenan la casa de provisiones y la bodega de leña para la noche del 31 con la esperanza de que el nuevo año sea igual de abundante. Y a las 12 de la noche que mejor que reunirse frente a la Christ Church Cathedral en el centro de Dublín, para escuchar las campanas que te conducirán hasta el nuevo año y el día 6 de Enero se celebra Nollaig na mBan, una tradición según la cual los hombre de la casa se encargan durante ese día de la cocina y el resto de los preparativos para que las mujeres descansen y no se preocupen por nada.

En cuanto a las comidas, lo más típico en la noche de Nochebuena es tomar como postre  plum pudding, dulce hecho al vapor servido con una elaborada salsa de coñac y mantequilla y en la comida de Navidad degustar pato, ganso o faisán relleno de patatas con salsa de manzana y los típicos Mince Pies (pasteles de carne picada).

Galería de fotos

Mapa