Grandes viajes

El Valle de Aosta, arquitectura y naturaleza

0 votos

A Coruña - A Coruña
EP En un emplazamiento de lo más singular, en la embocadura del Valle de Aosta, se halla el Fuerte de Bard, una imponente fortaleza de principios del siglo XIX que, dado [..]

EP

En un emplazamiento de lo más singular, en la embocadura del Valle de Aosta, se halla el Fuerte de Bard, una imponente fortaleza de principios del siglo XIX que, dado su posición estratégica, tuvo un importante interés militar. Se puede visitar, una vez que ha sufrido un periodo de recuperación, en Bard, un pequeño municipio de unos ciento cincuenta habitantes que se sitúa en un bello entorno natural alpino, el Valle de Aosta, la región más pequeña de Italia, ubicada en su parte más noroccidental.

Este complejo monumental del Fuerte de Bard se ha convertido en el centro protagonista de la cultura y de las tradiciones de los Alpes Occidentales. El proyecto de recuperación que se inició en 1993 culminó su primera etapa en enero del pasado año con la apertura al público de un renovado Fuerte de Bard, donde se puede disfrutar del Museo de los Alpes, de numerosas salas dedicadas a muestras temporales, así como de otros museos y diversas actividades futuras que nos acercarán la cultura alpina.

Dada su inmejorable situación estratégica, la roca que se levanta del histórico burgo medieval de Bard, desde tiempos remotos fue fortificada y se convirtió en un lugar que contó siempre con muchos pretendientes.

El Museo de los Alpes, situado en la cima de la roca, ofrece un viaje virtual en el tiempo y en el espacio hacia el descubrimiento de los Alpes. En el recorrido, el visitante tiene la oportunidad de asistir al nacimiento y a la colonización de los Alpes por parte del hombre, a las fases de transformación de los asentamientos vías de comunicación, así como a la evolución de la civilización alpina y de su paisaje.

A los pies del Fuerte se encuentra el Burgo de Bard, cuya decadencia fue determinada por el parcial aislamiento provocado a lo largo de los últimos ciento cincuenta años tras la construcción de la nueva vía que evitaba tener que cruzar el pueblo.

Hoy en día, el burgo sigue conservando trazas de la época medieval y admirables edificios de los siglos XV y XVI, como la Casa Challant, Casa Valperga y el elegante Palacio Nicole, del siglo XVII, que fue propiedad de la familia Nicole, últimos condes de Bard.

La zona del burgo con mayor carácter y que ejerce por ello una gran fascinación es la parte central, encerrada en su totalidad entre dos antiguos portales. Es un área dedicada a negocios y actividades comerciales. Del mismo modo, en la parte más baja del burgo, la más afectada por la circulación del público, se utilizan los amplios espacios de las plantas bajas con espacios libres en la parte posterior para más negocios artesanales y comerciales.

Galería de fotos

Mapa