Paseos

Laxe, la atalaya del mar

0 votos

Laxe - A Coruña
Tere Grandín En la comarca de Bergantiños, el propio escudo representa la esencia del concello: el fondo azul del cielo se recorta sobre el mar con una base de piedra de [..]

Tere Grandín

En la comarca de Bergantiños, el propio escudo representa la esencia del concello: el fondo azul del cielo se recorta sobre el mar con una base de piedra de color claro.Es a laxe, que recoge el concepto primigenio del topónimo del municipio. La roca en la que rompen

las olas del mar. Porque sus costas recortadas participan del abrigo de la ría, donde en el mismo corazón de la villa se abre una bella ensenada de aguas tranquilas y limpias que se extiende a lo largo de dos kilómetros. La franja costera del ayuntamiento de Laxe está protegida por la Red Natura 2000 debido a su gran valor medioambiental. El litoral está incorporado al LIC Costa da Morte( Lugar de Interés Comunitario) y además la Laguna de Traba tiene la denominación de Espazo Natural Protexido. A su diversidad medioambiental Laxe suma un pasadoseñorial que entronca con los condes de Traba y que fue dejando edificios nobiliarios e iglesias de hermosa factura.

En este concello lleno de historia —aquí residió el reyAlfonso IX y su esposa doña Berenguela, y fue cuna del geólogo Isidro Parga Pondal— hay que pasear por su puerto pesquero y por el paseo marítimo que rodea la ensenada y llega hasta el complejo dunar donde antiguamente existía una explotación de caolín. A lo largo del trayecto se aprecian diversos miradores y esculturas que embellecen aún más este singular sitio. Sobre la playa y el puerto se levanta la iglesia de Santa María da Atalaia, de finales del siglo XIV. Se encuentra ubicada sobre un amplio atrio formado por altos muros de piedra en los que antaño se asentaban los cañones que defendían el puerto.De estilo gótico marinero, consta de una nave con un ábside cuadrado y puertas ojivales. En el interior alberga varias sepulturas de los Moscoso y diversas imágenes de interés, como la de Santa Inés o la de laVirxe daAtalaia. Ya fuera del núcleo urbano merece la pena conocer los templos de Serantes y de Traba—este último con una de las fachadas barrocas más bellas de Bergantiños— y la iglesia gótica de Nande. El patrimonio civil tiene en la Casa do Arco el edificio de mayor importancia histórica. Situado en la plaza de Ramón Juega, se asienta sobre tres arcos apuntados que permiten el paso hacia el templo parroquial. El Pazo de Aprazadoiro, en la parroquia de Nande, es otro de los edificios que atestiguan el pasado señorial de Laxe, junto al de Leis o el de Serantes. En el concello existen diversas rutas que permiten apreciar la belleza de la zona, como la de Os Miradoiros que, desde el faro y hasta el Miradoiro do Monte da Lagoa, recorre los lugares más emblemáticos del territoriomunicipal. Otro punto de parada obligada es Traba, rodeada de sus Penedos y de la laguna rica en fauna y vegetación.

Galería de fotos

Mapa