Noticias | Agenda

La banda sonora de una etapa de fulgor creativo

El guitarrista Samuel Diz presentará el 8 de mayo en el Rosalía su último trabajo musical, una investigación sobre la Generación del 27
03-05-2016 22:56
0 votos
El guitarrista e investigador Samuel Diz. carlos pardellas

El guitarrista e investigador Samuel Diz. carlos pardellas

Hay etapas artísticas que, por la época en la que se desarrollan y los protagonistas que las encabezan, disponen de un sinfín de vicisitudes susceptibles de ser investigadas a diferentes niveles. El guitarrista e investigador tudense Samuel Diz eligió dar vida, a través de seis cuerdas, a la Generación del 27. El resultado es un trabajo discográfico titulado Impresiones y paisajes, como el primer libro de Lorca, que presentará el próximo 8 de mayo en un concierto que comenzará a las 20.30 horas en el teatro Rosalía.

Diz explica que su interés por la agrupación de creadores que centra su investigación musical nació a través de la figura de Jesús Bal y Gay, un artista lucense que formó parte del conocido como Grupo de los Ocho. Esta constelación de músicos tomó el relevo, en 1930, de la filosofía promovida por los poetas de la Generación del 27 tres años antes: rendir tributo al patrimonio artístico, pero desde el prisma de una creación renovada.

Si la vida y obra de Bal y Gay encauzaron la línea investigadora de Diz, fue la figura de Federico García Lorca la que inspiró tanto el título como la esencia conceptual del álbum. El musicólogo afirma que el autor granadino, además de haber estado vinculado a toda la hornada de músicos y poetas de su generación, concentra, tanto en su primer libro, Impresiones y paisajes, como en el resto de su obra y trayectoria profesional, "las relaciones entre la temática popular y la erudición".

Y es que los paralelismos entre el primer trabajo literario del autor de Bodas de Sangre y la investigación de Diz comienzan en su concepción, surgida de una serie de viajes que, si al primero le sirvieron para plasmar los paisajes sonoros de cada ciudad que visitaba por escrito, al segundo le inspiraron a modelar la banda sonora de una época en la que la guitarra, instrumento de su especialidad, "estaba presente a través de diferentes manifestaciones artísticas como la pintura, el cine o la literatura".

Una vez acotada la corriente temática que presidiría su proyecto, Diz comenzó a dar los primeros pasos de un proceso de investigación que duraría cuatro años. En él, el guitarrista llevó a cabo un trabajo de documentación a través de hemeroteca, material epistolar y entrevistas con familiares y conocidos de los creadores de la Generación del 27 y el Grupo de los Ocho. Dichas indagaciones históricas y artísticas fueron seguidas de unas colaboraciones que concedieron al proyecto de Diz un halo interdisciplinar acorde con las características artísticas de la época investigada. No en vano, el músico tudense buscaba trascender de una simple recuperación histórica y recoger en su obra la esencia creativa de los años 20 y 30 en España.

Con este objetivo, Diz contactó con la artista plástica Yolanda Dorda, para el diseño de la portada del disco, con el compositor Fernando Buide, con los musicólogos Leopoldo Neri y Marco Antonio de la Ossa y con Christopher Maurer, autor estadounidense especializado en la biografía y obra de Lorca.

El proceso de investigación y grabación concluyó con la publicación del trabajo final, para lo que Diz contó con el apoyo económico del Instituto de la Juventud (Injuve), a través de su programa de Ayudas a la Creación. Para su presentación, el autor decidió seguir una línea coherente con la tónica histórica del trabajo.

Así, el primer escenario en recibir los acordes de Impresiones y paisajes, como el primer libro de Lorca fue el del centro cultural Generación del 27 de Málaga, lugar que recuperó la imprenta donde se compusieron las primeras páginas de la revista Litoral, una publicación impulsada por los poetas Emilio Prados y Manuel Atolaguirre en la que colaborarían autores como Lorca, Rafael Alberti, Luis Cernuda o Dámaso Alonso y que sentó las bases para la configuración de la Generación del 27.

Además de continuar con la labor investigadora sobre la misma época, pero ahora centrada exclusivamente en la figura de Bal y Gay durante su exilio en México, Diz sigue dirigiendo el festival Música no Claustro de Tui. Esta actividad, que celebrará su décimo segunda edición el próximo mes de agosto, tiene como objetivo mostrar el trabajo de creadores locales, y promover la creación contemporánea en un espacio patrimonial.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

En estas fiestas, sobran los motivos para beber elaboraciones de vino gallego. En 2018, Galicia firmó la segunda mejor cosecha de su historiay nuestras bodegas despiden el año con un buen balance en todos los sectores 

Encuentra los eventos de