Noticias | Agenda

Ramón Barba Cantante de Los Claretes, que celebran sus seis años de música

"El sector de la música está empobrecido. No hay grupos punteros como los de antes"

"Antaño le dabas tiempo al disco. Hoy hay gente que no le dedica ni 20 segundos a cada canción" - "Conseguimos que la gente lo pase bien, eso no hay escuela que te lo enseñe"
08-10-2018 23:49
0 votos
Integrantes de Los Claretes, con Ramón Barba a la izquierda. alberto villar

Integrantes de Los Claretes, con Ramón Barba a la izquierda. alberto villar

Con nuevo repertorio y cerca de una quincena de artistas invitados. Así recibirá Los Claretes sus seis años como grupo, que celebrarán este jueves con un concierto especial en el Playa Club. Los mejores éxitos del rock y el pop, desde los 60 a la actualidad, desfilarán por sus tablas con motivo del aniversario. La formación promete con ellos un directo enérgico y de todo menos "cotidiano", que sonará a partir de las 22.30 horas en el local.

-¿Qué significan estos seis años para Los Claretes?

-La verdad es que es una cosa muy especial. Seguir cumpliendo años y ver que la gente nos responde, que nos viene a ver y que cuando es nuestro cumpleaños hasta nos regalan algo? Es una pasada todo lo que rodea a Los Claretes.

-Habla de cumpleaños. Precisamente Los Claretes comenzó con uno.

-Sí, fue por una celebración de uno de nosotros. Se empezó un poco de broma y, de hecho, el nombre viene de ahí. Se hizo un grupo de WhastApp, "los amiguetes se van de claretes", y cuando pensamos, ¿cómo se va a llamar? Pues dijimos: "¡Hombre, pues Los Claretes!". Cuajó y hasta hoy pasaron 6 años.

-¿Con qué concierto se queda de los que ha vivido la banda?

-Me llamó mucho la atención una vez que tocamos en una fiesta privada del número 3 de Inditex. Él es músico y subió a tocar con nosotros en su aniversario de boda. Pero la verdad es que se vio sobrepasado, porque tenía una idea de cómo iba a ir su fiesta, pero nosotros se la modificamos. Le costó ceder, pero cuando acabamos y bajamos del escenario nos dijo: "Tengo que reconoceros una cosa, Claretes no es una banda de rock al uso, es un espíritu". Y es cierto.

-¿Son ya una marca?

-Puede ser. Es más que nada el espíritu contagioso que tiene la banda en escena. Tenemos 120 canciones, las hacemos nuestras, y conseguimos que la gente se lo pase bien, y eso no hay escuela que te lo enseñe. Muchos me han dicho que les ayudamos a olvidarse de sus problemas, que vuelven a casa con ganas de afrontarlos. Para mí eso es el mejor piropo que me han dicho. Cuando tocamos en los colegios también es lo mejor del mundo.

-¿Cuaja bien su repertorio entre las nuevas generaciones?

-Mucho. En un colegio, me fijé que entraron tres niños, que tenían diversidad funcional, antes que los demás. Esto fue un viernes. El lunes nos llamó la profesora, y nos dijo que uno de esos niños, que no solía hablar nada porque tenía autismo, había entrado a primera hora cantando Sábado en la noche de Miguel Ríos. Ves que haces una labor, porque la música es terapéutica.

-Pero no es la misma que cuando ustedes comenzaron. ¿Las nuevas tendencias, como el indie, no han desplazado el lado más clásico del pop y el rock?

-Yo creo que hay espacio para todo, y que haya esa diversidad es bueno. Una música no liquida ni limita a la otra. Además, nosotros somos fieles a ese estilo más clásico, pero no nos cerramos a nada, estamos mirando temas incluso con una vertiente más indie. Al final, con tanto bagaje de canción, si sabes leer bien a la gente no hay problema en tener éxito.

-¿No tienen una apuesta segura?

- Sultans of swing, de Dire Straits. No sabemos por qué, pero es de esas canciones que nunca pasan de moda y que le gustan a todo el mundo. Los temas de Loquillo también funcionan siempre. El tema del idioma ayuda.

-¿Y el auge que están viviendo las bandas de versiones hoy en día? ¿Ayuda también?

-El tema del auge es por lo empobrecido que está el sector de la música a día de hoy. Está muy en declive, y no hay grupos punteros como los que podía haber antes, por eso a la gente les gusta recordarlos. Hay buenas bandas, pero el sector ha cambiado mucho. Antaño comprar un vinilo o un casete era un ritual. Los abrías y le dabas tiempo al disco. Hoy hay gente que no le dedica ni 20 segundos a cada canción en Spotify, por eso las bandas de ahora tienen menos oportunidades.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook