Noticias | Agenda

El cine de los androides

La relación de los robots con la gran pantalla llega a la ciudad con el ROS Film Festival, que celebrará talleres y debates en la Domus
19-10-2018 00:06
0 votos
Uno de los talleres de teatro robótico del ROS Film Festival. la opinión

Uno de los talleres de teatro robótico del ROS Film Festival. la opinión

Star Wars, Blade Runner e Inteligencia artificial. Son pocas las películas de ciencia ficción que no tengan en la robótica uno de sus pilares fundamentales, que ha traspasado con el tiempo la fantasía de la gran pantalla para instalarse en la vida real. Lo que en la década de los 80 y los 90 parecía un futuro extravagante, hoy, en un gesto cotidiano, es presente. "No somos conscientes de lo mucho que la robótica forma parte de nuestro día a día. Está cuando entramos en la cocina, y también cuando damos un paseo por la calle", explica Ricardo Domínguez, director del Robotic Online Short (ROS) Film Festival.

El modo en el que la sociedad se relaciona con los autómatas y su tratamiento en la gran pantalla son el punto sobre el que gira este ciclo de cortometrajes de temática robótica, que llegará hoy y mañana por primera vez a la ciudad. Lo hará en la Domus, en la que ofrecerá una versión reducida del programa celebrado hace un mes en Las Naves de Valencia, donde sus responsables anunciaban a los ganadores de la segunda edición. "Es un festival online, pero con la excusa de juntar al jurado organizamos debates, talleres, danza y proyecciones. En A Coruña lo que llevamos es una pincelada de todo eso", cuenta Domínguez, que se trasladará a la ciudad para inaugurar personalmente las jornadas.

La primera de ellas tendrá lugar a las 18.30 horas, con una proyección de los cortometrajes recibidos en el I ROS Film Festival. Se trata de filmes protagonizados por robots reales o de ficción, que serán también el epicentro del debate posterior moderado por Domínguez. "Será una charla sobre la robótica a nivel social y de investigación", explica el responsable, que destaca el crecimiento que el festival ha sufrido en apenas dos años.

En su estreno en 2016, participaron en el ciclo cerca de medio centenar de personas. La segunda edición se superó con más de 200 propuestas cinematográficas, de las que podrá verse una selección durante la tarde del sábado. Tras el visionado de sus 8 ganadores y menciones especiales, tendrá lugar otra conferencia. Los Robots en la gran pantalla, a cargo de la periodista científica Ángeles Gómez, serán en esta ocasión el enfoque de la charla, que contará a lo largo de la mañana (desde las 10.30 horas) con tres talleres de teatro robótico. "Son sesiones de 2 horas con un robot humanoide que da muchas posibilidades. Enseñamos a los asistentes conceptos de programación básica, para que desarrollen después un guion de 1 minuto en el que interactúen con él", explica el director.

La actividad, dirigida a jóvenes de entre 10 y 18 años, es una muestra de los orígenes del propio ROS Film Festival. La iniciativa nacía hace dos años de una startup sobre divulgación científica, con la que los responsables del ahora ciclo formaban en teatro robótico a profesores de instituto. El proyecto cuajó, y creció hasta convertirse en el "primer festival de ciencia ficción y robots del mundo". Este año, sus bases interesaron a participantes de más de 30 países, una cifra que acompaña al principal objetivo del certamen. "La gente ve los robots como algo muy friki. Nosotros tratamos de normalizarlo, y fomentar la reflexión de artistas y espectadores sobre cómo será la sociedad futura, en la que nos tendremos que relacionar sí o sí con los androides", dice Domínguez, que asegura que nos encontramos en un momento clave para "poder decidir" sobre ese vínculo y que no "nos venga impuesto". La gran pantalla, y sus filmes de ciencia ficción, son otro modo de analizar la forma en la que entendemos a los autómatas, otra de las pretensiones del festival. "Antes protagonizaban historias bélicas, pero ahora se empieza a generar un vínculo. Ya no se trata de un robot destructor, sino de una relación humana", apunta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook