Noticias | Agenda

Recta final entre lo nuevo y lo clásico

Viejas glorias y artistas contemporáneos se darán cita los próximos meses en las salas de la ciudad, que programan conciertos como el de Depedro, Ana Curra y Rizha
03-09-2019 18:32
0 votos
Depedro, Ana Curra, Los Chikos del Maíz y Pedro Pastor.

Depedro, Ana Curra, Los Chikos del Maíz y Pedro Pastor.

Languidecen los últimos días del verano, y se disipan las resacas de las fiestas de agosto, que vistieron la ciudad a ritmo de flamenco, rap y rock tanto en el Noroeste como en María Pita. Pero, lejos de marcharse, la música continúa en A Coruña. Con el cambio de mes en el calendario, y el desempolve de alguna que otra chaqueta, las salas de la urbe calientan motores para arrancar sus temporadas. Al margen de concurridos estadios y dispersas como píldoras por los rincones, los clubes invitarán este otoño a calentarse en la pista de baile, con propuestas que incluirán todos los estilos y una cierta mirada nostálgica al pasado.

La filosofía de hermanar experiencia con sonidos actuales tendrá a uno de sus mayores exponentes en el Playa Club. El recinto iniciará el grueso de su programación el 9 de octubre con los Diamond Dogs, la banda de Sulo Karlsson, que revivirá el espíritu de The Rolling Stones con toda la potencia del rock sueco. El grupo será, según el programador de la sala, Carlos Landeira, uno de los platos fuertes del cartel. Le seguirá de cerca Depedro, que repetirá el 23 de noviembre en la sala, con una venta de entradas que "ya está a punto de agotarse a dos meses del concierto".

Combinando la cara más clásica con la contemporánea también se presentará el Garufa Club, que nunca, se enorgullece su dueño, ha entendido ni de tiempos ni de etiquetas. "Después de 27 años no vamos a cambiar mucho el espíritu de la programación. Seguiremos en nuestra línea, que se basa en una visión muy ecléctica de la música y en darle cabida a nuestras bandas residentes", explica Pepe Doré. Una de ellas, la Garufa Blue Devils Big Band, comenzará sus conciertos cíclicos a partir del 3 de octubre. La formación que dirige Roberto Somoza tiene el oro en cuanto a "éxito de público" en la sala, donde la acompañarán otras sesiones blues como la protagonizada por The Limboos el 30 de noviembre.

A la misma raíz sabrá el tango de Malevaje, que repasará este septiembre sus dos décadas sobre el escenario. La banda es hermana generacional de otra de las citas del Garufa, Ana Curra (23 noviembre), que resucitará los ritmos de la Movida de la que se erigía referente en los años 80. La nostalgia de sus viejos éxitos tendrá eco en Pablo Abraira (15 de noviembre), y en sus icónicas baladas como Gavilán o paloma. Su concierto será parte de un circuito de música española de los 70 que la Sociedad de Artistas Intérpretes o Ejecutantes de España (AIE) ha pactado con la sala, en la que sonará como contrapartida la frescura de Rizha en el mes de octubre.

El humor, además de la música, también tendrá cabida este otoño. En el Garufa llegará el 12 de septiembre con Almas de Cántaro, y en Mardi Gras los días 14 y 17, cuando aterrizarán en la urbe Las Niñas de la Risa, las Izquierdo Sisters y Carlos Blanco. "Rockear", sin embargo, seguirá siendo el lema de cabecera del recinto. Su coordinador, Tomi Legido, resalta como ejemplo la energía de los finlandeses The Flaming Sideburns, los surferos Tiki Phantoms y la experiencia de Dan Baird & Homemade Sin, que fulminarán a la audiencia como parte del " subidón de calidad" que el cartel pegará en noviembre con motivo del aniversario de la sala.

"De esa fiesta queda mucho por descubrir, va a ser un chute de adrenalina", aseguran desde el club, que ha preparado un par de sorpresas para los que acudan en busca de noches más tranquilas. Pedro Pastor y Los Locos Descalzos serán una cita ineludible para los amantes de la canción de autor, en la que otros espacios también tienen carrera. Es el caso del BâBâ Bar, que ofrecerá un cóctel de "jazz, músicas del mundo y rock suave", con representantes como "el genio de la guitarra country blues" Carlos Carranza el 12 de septiembre.

"Va a dar una clase magistral, y después un concierto. A mí me gusta el blues, y lo hacemos bastante a menudo porque la gente lo reclama", apunta la gerente del local, Cristina Toba. Convencida que de las salas deben "abrir un canal de experimentación" y dar a conocer a nuevas formaciones al margen de los circuitos más multitudinarios, la encargada del recinto ha cerrado actuaciones como las del quinteto Vatapá (13 de septiembre) y la Bakin Blues Band el día 20. Su bossa nova y su jazz los coronará a finales de mes la vasca Elena Setién, que presentará su disco Another Kind of Revolution, y la quinta temporada de Se Masca la Comedia.

El ciclo de humor comenzará el 24 de septiembre, varias semanas antes de la fecha estrella de Le Club. El espacio programado por María Sihiro presentará su lavado de cara tras las obras con conciertos como el de Costa Gamberro (19 de octubre), que maridará con "trap, electrónica y metal" en el tramo final del año. La sala Pirámide, de la que también se hará cargo la coordinadora, albergará el 30 de noviembre a Los Chikos del Maíz. Los valencianos compartirán Comanchería, su nuevo trabajo, en la sala, a la que replicará con sus jams el Jazz Filloa a pocas calles de distancia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook