Noticias | Agenda

Las pioneras de los océanos

El Instituto Español de Oceanografía recupera la historia de las grandes científicas marinas con una muestra en la Domus, enmarcada en el Festival Mar de Mares
13-09-2019 18:30
1 voto
Las pioneras de los océanos

Las pioneras de los océanos

Cuando a Jeanne Baret le dijeron que no podía subir a la nave de la Marine Royale, decidió que un sueño era algo por lo que valía la pena arriesgarse. Dio media vuelta, rebuscó hasta hacerse con ropa de hombre, y se presentó de nuevo en cubierta como el ayudante de Philibert Commerson, el científico que la había contratado para cuidar de su hijo como institutriz. En aquel 1767, al investigador lo habían invitado a formar parte de una expedición bajo bandera francesa, con vistas a recorrer el globo de punta a punta. A pesar de la ley que prohibía a las mujeres embarcar en buques de guerra, esta joven aficionada a la botánica logró partir del puerto, y regresar casi una década después con más de 5.000 especies de plantas registradas.

Aquel viaje convirtió a Baret en la primera mujer en dar la vuelta al mundo, aunque tuviera que conseguirlo de forma clandestina. Pero no fue la única que desafió lo establecido por la sociedad. El mismo camino siguió Marie Tharp, una norteamericana interesada en la cartografía de los fondos oceánicos. Cuando pudo salir a explorar por primera vez el mar a los 45 años, tras la derogación de la ley que impedía a las estadounidenses realizar expediciones sin la compañía de sus maridos, la geóloga ya era una de las mayores conocedoras de su geografía, que volcó en el primer mapa completo de los fondos oceánicos.

"Como no podía embarcar, su compañero de laboratorio [Bruce Heezen] iba al mar, y ella lo dibujaba desde tierra", explica la bióloga marina, Ana Morillas, que asegura que "su trabajo acabó sentando las bases de la teoría de la deriva continental". La aportación, sin embargo, cayó en el túnel del olvido, junto a otros grandes nombres femeninos que marcaron la historia científica. Desde el Instituto Español de Oceanografía (IEO), en el que trabaja desde hace más de 30 años, la experta trata de darlos a conocer a través del proyecto Oceánicas, responsable de la muestra que permanece abierta desde ayer en la Domus.

Oceánicas: La mujer y la oceanografía reúne una colección de cuatro paneles, en los que se resume "la evolución de la mujer" en el medio marino. La exposición cuenta con la colaboración de la Fundación Española para la Ciencia y Tecnología (Fecyt), y con el abrigo del Festival Mar de Mares, que comienza con la exhibición su programa de este año. La piedra angular de la cartelería es el libro Oceánicas: Pioneras de la oceanografía, en el que el centro ha recogido la historia personal y profesional de estas científicas. Hasta el 22 de septiembre, sus logros se divulgarán bajo un nuevo formato para el público de A Coruña, que podrá disfrutar además de las ilustraciones de Antònia Calafat.

Por medio de su pincel, cobran vida en la muestra rostros de diversas exploradoras, desde Jimena Quirós -primera oceanógrafa española- hasta Sylvia Earle, pionera en caminar por el fondo marino a casi 400 metros de profundidad. Entremedias se encuentran otras como Jeanne Villepreux, que inventó en el siglo XVIII los acuarios, o Maude Jane Delap, que se valdría más tarde del artefacto para abrir camino en la crianza de medusas en cautividad.

Con su trabajo, la irlandesa contribuyó a la colección del Museo de Historia Natural de Dublín, a la que donaba las especies que capturaba. Lo hizo de forma autodidacta, sin el apoyo de su familia, que permitió solo acceder a una educación a sus hermanos. "A ella llegaron a ofrecerle un trabajo en un laboratorio, pero su padre no la dejó. Le dijo que ninguna mujer saldría de su casa si no era para casarse", cuenta Morillas, que asegura que aquella era una tónica habitual. "Se trata de mujeres que lucharon contra los prejuicios y los estereotipos, y que muchas veces no tuvieron acceso a los estudios primarios. Pero se dejaban llevar por la curiosidad científica", apunta.

La bióloga define hoy el horizonte femenino como una línea mucho más amplia, pero con obstáculos que todavía hay que rebasar. De ellos se hicieron conscientes en el IEO el año pasado, con motivo de la declaración de la ONU del Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, que desembocó meses más tarde en la iniciativa Oceánicas.

El proyecto tiene como meta "poner en valor la aportación de las mujeres a las ciencias y las tecnologías marinas", y generar "referentes" para las nuevas generaciones. El instituto presta con él una especial atención a las más jóvenes, a las que trata de acercarse mediante actividades como concursos y ponencias, y demostrarles que la biología o las ingenierías son opciones posibles.

"Intentamos fomentar las vocaciones científicas en las niñas, para que no haya sesgo de género cuando tengan que escoger su futuro profesional", apostilla desde su despacho en el centro de Baleares Morillas, responsable de la iniciativa a nivel estatal. Y es que, a la hora de elegir, los estereotipos siguen teniendo un peso elevado. La coordinadora de Oceánicas explica que, según las estadísticas, es "a partir de los 7 u 8 años" cuando ellas se desmarcan, y "empiezan a decir que no valen" para las carreras vinculadas a la ciencia.

Con la mirada que hacen al pasado, y su difusión del trabajo de las profesionales actuales, el instituto espera darle la vuelta a la situación. En A Coruña ofrecerán su muestra feminista por partida doble, sumando a la muestra un encuentro el día 21 con la propia Ana Morillas.

Con la ciencia en el centro

La exposición de Oceánicas es uno de los pilares del Festival Mar de Mares, que apostará este año por la ciencia como motor principal. Bajo su ala ha preparado una sesión con el grupo Big Van Ciencia, dedicado a los monólogos científicos, y el encuentro con la exploradora Mari Carmen Domínguez. El ciclo ofrecerá también una muestra del fotógrafo Cristóbal Serrano, y la novedosa cita del Ocean Film Festival. La música y la reducción de residuos serán otra de las claves del festejo, que repetirá su Mercado del Mar y su tradicional visita a la lonja.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook