Noticias | Gastronomía

Recetas fáciles

Cómo hacer un bizcocho de zanahoria en el microondas

En pocos minutos los amantes del dulce podrán disfrutar de este sencillo postre
14-05-2020 08:19
0 votos
Cómo preparar un bizcocho de zanahoria en el microondas. ShutterStock

Cómo preparar un bizcocho de zanahoria en el microondas. ShutterStock

Si te gusta cocinar y además, el dulce, aquí te mostramos una deliciosa receta con zanahoria para tomar durante el desayuno, de postre o con el café para merendar. Se trata del bizcocho de zanahoria, un pastel increíblemente jugoso, esponjoso y con un olor que conquista a cualquier comensal.

Además, si te falta tiempo para ponerte con las manos en la masa y seguir esas recetas infinitas, existe una solución para satisfacer tu paladar y luchar contra el reloj: el microondas. Muchas personas creen que el microondas no pasa de ser una mera herramienta para calentar comida ya cocinada, pero nada más lejos de la realidad. Bien utilizado, un microondas puede realizar multitud de recetas en un tiempo muy breve, lo que lo convierte en gran aliado a la hora de cocinar. Aquí os dejamos una deliciosa receta para preparar un rico bizcocho de zanahoria.

Si quieres puedes consultar más recetas en nuestra sección de Gastronomía.

Bizcocho de zanahorias al microondas

Ingredientes para el bizcocho de zanahorias al microondas:
175 gramos de zanahoria
2 huevos
90 gramos de harina
150 gramos de azúcar
50 mililitros de aceite de oliva virgen extra
10 gramos de levadura química
Azúcar glass
40 gramos de nueces peladas

Preparación el bizcocho de zanahorias al microondas:
Introducimos en la picadora las zanahorias peladas y el azúcar, y lo picamos todo. A continuación, añadimos los dos huevos y el aceite de oliva, y lo mezclamos bien.

Ahora, incorporamos a la mezcla la harina y la levadura y volvemos a mezclarlo todo, hasta que queda una mezcla con consistencia líquida, que tendremos que verter en un molde engrasado con mantequilla.

Tapamos el molde y ponemos el microondas a máxima potencia unos siete minutos. A continuación, lo sacamos, lo destapamos y dejamos reposar el bizcocho unos cinco minutos, antes de desmoldarlo.

Para terminar, una vez frío le añadimos el azúcar glass espolvoreado y las nueces, que son un elemento opcional, y ya tenemos nuestro bizcocho, que estará suave y esponjoso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook