Noticias | Gastronomía

Un estudio apunta que las especias podrían ser antiinflamatorias

Estos alimentos podrían, además de dar sabor, hacer que una comida rica en grasa sea más saludable
23-05-2020 08:46
0 votos
Las especias no solo dan sabor: también podrían ser antiinflamatorios. ShutterStock

Las especias no solo dan sabor: también podrían ser antiinflamatorios. ShutterStock

Añadir una variedad de especias a la comida es una manera segura de hacerla más sabrosa, pero una nueva investigación de la Universidad de Penn State (Estados Unidos) sugiere que también puede aumentar los beneficios para la salud. Los investigadores utilizaron una mezcla de albahaca, laurel, pimienta negra, canela, cilantro, comino, jengibre, orégano, perejil, pimienta roja, romero, tomillo y cúrcuma para su trabajo.

En un estudio de alimentación aleatorio y controlado, los investigadores encontraron que cuando los participantes comían una comida alta en grasa y carbohidratos con seis gramos de una mezcla de especias añadidas, los participantes tenían marcadores de inflamación más bajos en comparación con cuando comían una comida con menos o sin especias.

"Si las especias le resultan agradables, podrían ser una forma de hacer que una comida rica en grasa o en carbohidratos sea más saludable. No podemos decir a partir de este estudio si se trataba de una especia en particular, pero esta mezcla específica parecía ser beneficiosa", explica Connie Rogers, autora principal del trabajo, que se ha publicado en la revista 'Journal of Nutrition'.

Según Rogers, las investigaciones anteriores han vinculado una variedad de especias diferentes, como el jengibre y la tumérica, con propiedades antiinflamatorias. Además, la inflamación crónica se ha asociado anteriormente con resultados de salud deficientes como el cáncer, las enfermedades cardiovasculares y el sobrepeso y la obesidad, que afecta aproximadamente al 72 por ciento de la población de Estados Unidos.

En años más recientes, los investigadores han descubierto que la inflamación puede aumentar después de que una persona consuma una comida con alto contenido de grasa o azúcar. Aunque no está claro si estos estallidos cortos, llamados inflamación aguda, pueden causar inflamación crónica, Rogers apunta que se sospecha que juegan un papel importante, sobre todo en personas con sobrepeso u obesidad.

"En última instancia, lo ideal sería lograr que la gente se alimente de forma más saludable y que pierda peso y haga ejercicio, pero esos cambios de conducta son difíciles y llevan tiempo. Así que mientras tanto, queríamos explorar si una combinación de especias con la que la gente ya está familiarizada y que podría caber en una sola comida podría tener un efecto positivo", añade Rogers.

Para el estudio, los investigadores reclutaron a doce hombres de entre 40 y 65 años, con sobrepeso u obesidad, y al menos un factor de riesgo de enfermedad cardiovascular. La muestra se eligió porque las personas de estos grupos demográficos tienden a tener un mayor riesgo de desarrollar resultados de salud más deficientes.

En orden aleatorio, cada participante comió tres versiones de una comida rica en grasas saturadas y carbohidratos en tres días distintos: una sin especias, una con dos gramos de la mezcla de especias y otra con seis gramos de la mezcla de especias. Los investigadores extrajeron muestras de sangre antes y después de cada comida cada hora durante cuatro horas para medir los marcadores de inflamación.

"Además, cultivamos los glóbulos blancos y los estimulamos para que las células respondieran a un estímulo inflamatorio, de manera similar a lo que sucedería mientras el cuerpo está luchando contra una infección. Creemos que eso es importante porque es representativo de lo que sucedería en el cuerpo. Las células se encontrarían con un patógeno y producirían citoquinas inflamatorias", agrega la investigadora.

Después de analizar los datos, los investigadores encontraron que las citoquinas inflamatorias se redujeron después de la comida que contenía seis gramos de especias en comparación con la comida que contenía dos gramos de especias o ninguna. Seis gramos se traducen aproximadamente en entre una cucharadita y una cucharada, dependiendo de cómo se deshidraten las especias.

Aunque los investigadores no pueden estar seguros de qué especia o especias están contribuyendo al efecto, o del mecanismo preciso en el que se crea el efecto, Rogers resalta que los resultados sugieren que las especias tienen propiedades antiinflamatorias que ayudan a contrarrestar la inflamación causada por la comida rica en carbohidratos y grasas.

Un segundo estudio con los mismos sujetos, realizado por los investigadores de Penn State, encontró que seis gramos de especias resultaron en una reducción menor después de la comida de la "dilatación mediada por el flujo" en los vasos sanguíneos, una medida de la flexibilidad de los vasos sanguíneos y un marcador de la salud de los vasos sanguíneos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook