Merluza a la casera

0 votos
Merluza a la casera

Descubre este plato que lleva todo el sabor del mar

Ingredientes:

  • 6 rodajas de merluza —de unos 200 g cada una—
  • 12 almejas
  • 1/4 kg de guisantes en conserva
  • 1/2 kg de tomate en conserva
  • 1/2 cebolla
  • 1/2 cucharadita de azúcar
  • 1 limón
  • 1 diente de ajo
  • harina
  • perejil
  • aceite
  • sal

INGREDIENTES PARA 6 PERSONAS

 

La merluza, una vez limpia, se rocía con el zumo de limón y se deja en reposo durante 10 minutos. Pasado este tiempo, se sazona con sal y se reboza después ligeramente en harina. 
 
Se coloca en una fuente de horno, se vierte sobre ella un chorro de aceite caliente y se mete en el horno hasta que esté dorada, regándola de vez en cuando con su jugo.
 
Cuando la merluza haya dorado, se saca el aceite del recipiente y se fríe en él la cebolla, el ajo y un poco de perejil picados, sazonando ligeramente con sal. Con la cebolla ya tierna, se agrega el tomate y media cucharadita de azúcar —para quitarle acidez— y se fríe todo unos minutos. Ya frito, se pasa la salsa por el pasapurés y se deja cocer un poco más para que quede bien espesa. 
 
En la fuente de horno donde se tiene la merluza se disponen también las almejas, bien lavadas y abiertas mediante un hervor, así como los guisantes, escurridos, y se vierte por encima la salsa de tomate preparada. Se introduce  en el horno a temperatura moderada durante 10 minutos y, ya en su punto, se sirve. 

Libro de recetas

Busca tus recetas escribiendo aquí el nombre del plato o alguno de sus ingredientes...

Varios amigos disfrutan de una pizza.

¿Qué es mejor una pizza familiar o dos medianas? Las matemáticas responden

En España, el diámetro habitual de la pizza familiar es de 38 centímetros y el de la mediana 29

¿Conoces la dieta keto?

La dieta keto o cómo adelgazar comiendo grasa

Reducir los carbohidratos ayuda a que el cuerpo se convierta en una máquina de quemar grasa

Debemos saber qué alimentos van en la nevera.

Diez alimentos que no debes guardar en la nevera

El frío conserva la comida, pero no resulta recomendable para todos los productos