Fin de semana

Marea de tradiciones

0 votos

Lima - Portugal
Tere Grandín Bunheiro, en el concello de Murtosa, guarda la esencia de la ría de Aveiro. Dedicada a la pesca y situada en una llanura abrazada por las lagunas de agua salada [..]

Tere Grandín

Bunheiro, en el concello de Murtosa, guarda la esencia de la ría de Aveiro. Dedicada a la pesca y situada en una llanura abrazada por las lagunas de agua salada en las que todavía navegan los típicos barcos moliceiros, mantiene el sosiego de vivir en contacto con la naturaleza, orgullosa de sus tradicionales casas de alpendre —una de ellas es hoy el Museo Etnográfico Custódio Preto—, de los barcos típicos de la ría y de monumentos como la capilla de São Simão, popularmente conocida como capilla del horno por su configuración circular. En el municipio de Murtosa se sitúa la mayor lámina de agua de la ría deAveiro. Es un lugar ideal para la práctica de deportes náuticos y para dar tranquilos paseos por susmuchos kilómetros de ciclovías que recorren todas las parroquias aprovechando la llanura de la región y de una tierra que tiene más del 80% de su superficie ubicada en la Red Natura 2000.

Y con o sin bicicleta hay que hacer parada en la iglesia matriz de Bunheiro, dedicada a São Mateus. Se trata de un edificio reedificado a finales del siglo XVIII, de azulejería azul y esculturas de los siglosXVal XVIII en su interior. Dentro del patrimonio construido destaca también la Capela de São Simão, cubierta por una cúpula semiesférica y mandada construir por el Padre Simão Fernandes Ruela en torno a 1600. En el camino aparecen otras muestras de arquitectura religiosa, como la capilla de São Gozalo —cerca de donde se encuentra una fuente dedicada al santo cubierta con hermosos paneles de azulejo— o la de São Silvestre. Más adelante y siguiendo por la Rua dos Passadouros se llega a la Casa Museo Custódio Preto, ejemplo de casa de labrador pudiente de la región. El primer espacio museístico, correspondiente a la vivienda típica murtoseira —"de alpendre", le llaman aquí—, se inauguró en mayo de 1996, mientras que en 2000 se amplió a los corrales, la bodega y los cobertizos anexos. El museo retrata un modo de vida a través de objetos de uso cotidiano y posee también una colección de piezas referentes a oficios tradicionales.

Los moliceiros, las embarcaciones de líneas esbeltas y proas curvas, antaño abundantes en los canales de la ría, aún pueden verse en embarcaderos tradicionales como Bico, Bestida, Chegado o Ribeira de Pardelhas.

Galería de fotos

Mapa