Grandes viajes

Florencia, la joya del Renacimiento

0 votos

A Coruña - A Coruña
Redacción Hace casi 30 años que el centro histórico de Florencia, en la región italiana central de Toscana, fue nombrada por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad, en 1982. [..]

Redacción

Hace casi 30 años que el centro histórico de Florencia, en la región italiana central de Toscana, fue nombrada por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad, en 1982. La ciudad, que tiene sus orígenes en un asentamiento romano en el año 59 a.C., tuvo su etapa de mayor esplendor en el Renacimiento. Grandes talentos de la talla de Miguel Ángel o Leonardo Da Vinci dejaron su huella en la ciudad bajo el mandato de Lorenzo de Médicini.

El icono de la ciudad y la primera visita obligada es la ´Piazza del Duomo´. La catedral del siglo XIV, situada en la plaza, muestra la imagen típica de la ciudad: El campanario y la cúpula, obra de Filippo Brunelleschi, la cual se puede coronar una vez subidos sus 463 peldaños. 49 escalones más abajo se encuentra la cima del campanario, cuyas estatuas reales (Las que se encuentran en su bajo son copias) se pueden ver en otro de los enclaves clásicos de la plaza: ´Museo Dell´Opera del Duomo´. Además, otra de las piezas clave de este foro es el Battistero, la construcción más antigua de la ciudad.

El casco histórico se encuentra dividido por el río Arno, el cual es franqueado por un total de 6 puentes. El más longevo de todos ellos y de toda Europa es el Ponte Vecchio, de 1345. El viaducto es, además, el único de la ciudad que sobrevivió a la II Guerra Mundial.
La zona más concurrida de Florencia, durante todo el año, es la Piazza della Signoria, escenario de numerosos artistas callejeros locales. En sus orígenes, el centro civil de Florencia tenía instalaciones termales, que desaparecieron con la caída del Imperio Romano. Actualmente está presidida por el Palazzo Vecchio, que alberga la sala de audiencias del Cinquecento. A su entrada, una réplica del David de Miguel Ángel, da la bienvenida a los visitantes. La plaza, además, contiene diversas esculturas en la Logia dei Lanzi y la fuente de Neptuno.

Herencia de la familia Medicí, la cual inició el apogeo renacentista de Florencia, son los jardines de Boboli, la zona verde más extensa de la ciudad. Este parque, abierto al público desde 1.766, contiene numerosas estatuas de mármol, además de un anfiteatro. Esta zona de esparcimiento, además está encabezada por el palacio Pitti, residencia real en el tercer cuarto del siglo XIX y base militar de Napoleón.
A la salida del palacio, nos encontramos otra vez con el Ponte Vecchio. Llama la atención del puente los candados que están repartidos por todo el viaducto. Según la leyenda, las parejas que los ponen y lanzan la llave al río Arno, ven su gesto recompensado con la indestructibilidad de su relación. Actualmente, esta práctica está prohibida para proteger la integridad del puente y los candados suelen ser retirados a los pocos días. Aun así, los enamorados desobedecen la orden y siguen haciendo este simple rito, que les augura unión eterna.

Galería de fotos

Mapa

Encuentra los eventos de

Agenda de hoy

Biotecnólogos na biblioteca

Biotecnólogos na biblioteca

Biblioteca Pública Municipal Ánxel Fole de Nós

O xigante

O xigante

Biblioteca Pública Municipal Victoriano García Martí

A viaxe de Toribio

A viaxe de Toribio

Biblioteca Pública Municipal José Saramago de Conxo

Prev
Next