Rutas y excursiones

Esplendor cisterciense

0 votos

A Coruña - A Coruña

Las dimensiones de este cenobio de O Ribeiro y de su iglesia atestiguan el poder que alcanzó en la Edad Media

El antiguo coto de Melón, que comprendía las parroquias de Melón, Quins y Vilar de Condes, fue entregado en 1142, por privilegio de Alfonso VII, a los monjes cistercienses procedentes de Claraval, que aquí fundaron su cenobio. Eso dicen algunas fuentes documentales, en tanto otras sitúan el origen del monasterio en la donación hecha por la con- desa doña Fruela Fernández en 1158. Sea como fuere, sus posesiones se fueron incrementando con el tiempo hasta convertirse en un gran centro eclesiástico y administrativo de una amplia zona que llegaba hasta más allá de O Ribeiro —tenía propiedades en Avión, Allariz y Verín— e incluía la costa pontevedresa. La Desamortización, las tormentas, el expolio y el olvido fueron enterrando la memoria del monasterio de Santa María de Melón hasta que, después de años de abandono, hoy está en pleno proceso de rehabilitación para convertirlo en hotel-monumento, de forma similar al de San Clodio. De su valor cultural habla el hecho de estar catalogado desde hace décadas conjunto histórico-artístico y de contar con una iglesia cuyo tamaño va parejo al esplendor medieval alcanzado.
La entrada monasterial está flanqueada por torreones cilíndricos con saeteras, frontón triangular y una hornacina con la imagen de la Virgen con el Niño y los escudos del Císter y las figuras de los fundadores a ambos lados. A la derecha llama la atención una gran arcada y, ya en el interior, solo cabe imaginarse lo que un día fue este imponente monasterio. A la vista están dos claustros: el de las procesiones (siglo XVI), con bóveda estrellada y arcos semicirculares, y el de la hospedería. Las obras de restauración permiten evocar el refectorio, salas, celdas y numerosas dependencias monacales entre hermosas piedras trabajadas.
De la iglesia destaca la cabecera con deambulatorio gótico y capilla de enterramiento, emulando a la del monasterio de Oseira. No se acaban aquí los pa- ralelismos porque también hay coincidencia en algunos de los retablos barrocos que se conservan, como el de la Inmaculada y el de San Miguel. Otras imágenes interesantes son San Benito, San Bernardo y San Famiano, el primer santo de la Orden. El ábside semicircular del presbiterio presenta al exterior forma poligonal en la parte correspondiente a la capilla mayor y semicircular en la de las radiales. En el siglo XVI el templo pasa a depender de la Congregación de Castilla y se modifica su estructura. Muy cerca de esta joya arquitectónica se encuentran las pozas de Tourón, parroquia en la que se ubica un Santo Cristo de larga tradición milagrera.
Arcos, bóvedas y claustros permiten evocar lo que un día fue este imponente monasterio, que llegó a convertirse en centro eclesiástico y administrativo de una amplia zona que llegaba hasta Verín y la costa pontevedresa.

Galería de fotos

Mapa

Sorteos

El próximo sábado, a las 20.30, se disputa el Deportivo - Real Oviedo y en LA OPINIÓN te invitamos a Riazor. Responde a nuestras preguntas y gana 2 entradas en Tribuna para ver el partido. Sorteamos 2 premios.

Les Luthiers visitan A Coruña, del 27 de noviembre al 1 de diciembre, y en LA OPINIÓN te invitamos a  disfrutar del espectáculo 'Viejos Hazmerreíres' en el Palacio de la Ópera.

Disfruta del espectáculo 'HISTORY OF ROCK' en Palexco el viernes 23 de noviembre. Sorteamos 18 entradas.

Encuentra los eventos de